Virtualización

Virtualización de Escritorio

La infraestructura de escritorio virtual (Virtual Desktop Infraestructure, VDI), ofrece simplicidad, flexibilidad, velocidad y escalabilidad sin precedentes a costos más bajos. Por medio de VDI se puede ponerse en marcha 30 veces más rápido que con las soluciones tradicionales y reducir los gastos en hasta un 50 %.

Soporte de la movilidad del espacio de trabajo.

Dejamos atrás los días en que Windows gobernaba la computación de cliente-servidor y los usuarios finales se veían obligados a realizar sus trabajos desde un único dispositivo y una única ubicación. En la actualidad, los usuarios finales aprovechan nuevos tipos de dispositivos para trabajar, acceden a aplicaciones de Windows y de otros sistemas operativos y tienen más movilidad que nunca.

Virtualización de Servidores

La virtualización de servidores se basa en un software que ayuda a la ejecución de varios sistemas operativos diferentes entre sí, como invitados dentro de un único host del servidor físico. Esta tecnología representa una de las formas más eficientes para reducir costos en infraestructura de TI.

Esta solución ayuda a proveer a los usuarios acceso a sus datos y aplicación desde cualquier parte y en cualquier dispositivo que deseen utilizar, sin descuidar en ningún momento la seguridad y reduciendo costos asociados al suministro de equipamiento y su mantenimiento, generando mejoras en el rendimiento de la infraestructura.

La virtualización puede aumentar la escalabilidad, flexibilidad y agilidad de TI, al mismo tiempo que genera ahorros significativos en los costos. Las cargas de trabajo se implementan con mayor rapidez, el rendimiento y la disponibilidad aumentan, y las operaciones se automatizan. Todo esto hace que la administración de TI sea más simple y que su operación y propiedad sean menos costosas.

Virtualización de Aplicaciones

La virtualización de las aplicaciones consiste en aislar la componente “lógica de la aplicación” del componente sistema operativo.

El objetivo de esta virtualización es conseguir que las aplicaciones puedan funcionar con independencia de las características concretas del entorno en que se ejecutan. De este modo se eliminan los problemas de compatibilidad entre aplicaciones, o entre componentes de aplicaciones, y otros errores típicos de la ejecución concurrente de aplicaciones.

La virtualización de aplicaciones no virtualiza la presentación, es decir, el usuario sigue interactuando directamente con el equipo en que se ejecuta la aplicación virtualizada. Para conseguir su objetivo la virtualización de aplicaciones crea un entorno específico de ejecución para cada instancia de aplicación. Cualquier recurso que la aplicación tenga que necesitar (dll, claves de registro, controles ActiveX…) está disponible de manera exclusiva para ella.

¿Estás interesado

en alguno de

nuestros servicios?

Contáctanos.